¿Huesos débiles y fatiga frecuente? Te presentamos algunos remedios naturales como el sulfato de glucosamina

Si haces ejercicio con regularidad, cuidar de tus articulaciones y cartílagos es la mejor manera de entrenar con seguridad y alcanzar tus objetivos.

Y esto no es solo importante para los deportistas: las personas mayores por ejemplo deben cuidar también sus articulaciones para evitar la aparición de trastornos a menudo incapacitantes.

Lo mismo ocurre con los huesos, a los que debemos apoyar y proteger en todas las etapas de nuestra vida, especialmente en la edad avanzada. 

Como te decimos siempre, la salud de nuestro cuerpo también depende de nuestra dieta. Los huesos y las articulaciones pueden fortalecerse adoptando un estilo de vida saludable y sostenible, e incluyendo en nuestra dieta suplementos naturales seleccionados.

En este artículo, presentamos dos de nuestros productos diseñados precisamente para este fin. Te hablamos de Osteo Forte y Arthro Forte

Pero antes, hagamos un pequeño repaso de anatomía. 

¿Todavía no te has suscrito a nuestra newsletter? Suscríbete ahora y no te pierdas ninguno de los trucos y consejos que compartimos con nuestra comunidad.

Huesos y articulaciones: qué son y cuál es su función en nuestro cuerpo

En nuestro cuerpo hay exactamente 206 huesos, que juntos forman el sistema óseo. Un mismo hueso está formado por tejido óseo y tejido cartilaginoso: mientras que el primero está formado por osteocitos inmersos en una sustancia compuesta por muchas sales minerales, el tejido cartilaginoso es, en cambio, rico en colágeno y carece de sales minerales, por lo que es más flexible.

Los distintos huesos que forman el esqueleto están conectados por las articulaciones, que se dividen en tres tipos:

  • Las articulaciones móviles permiten los movimientos más amplios, como en el caso del hombro, la rodilla y el codo;

  • Las articulaciones semimóviles, en cambio, permiten movimientos más limitados, como es el caso de la columna vertebral y las costillas;

  • Las articulaciones fijas, en cambio, no permiten ningún movimiento, siendo el principal ejemplo las suturas craneales o las articulaciones pélvicas.

sanaexpert-articulaciones-huesos-fuertes-coomplemento-natural-glucosamina

Aunque los huesos y las articulaciones son dos elementos muy distintos, los problemas relacionados con esta parte de nuestro cuerpo se engloban en el término dolor musculoesquelético.

Son trastornos de los huesos y las articulaciones, pero también de los músculos, los tendones y los ligamentos. Normalmente, en lo que respecta a los huesos, las causas principales son desequilibrios metabólicos importantes, traumatismos físicos o patologías más complejas, mientras que el dolor y la inflamación de las articulaciones (englobados en el término artritis) pueden tener múltiples causas.

Como siempre, teniendo en cuenta la enorme complejidad del cuerpo humano, recomendamos que las personas que experimentan molestias musculoesqueléticas cada vez más frecuentes consulten a un especialista para poder elaborar un cuadro lo más preciso posible.

El sulfato de glucosamina es tu aliado contra el dolor de huesos y articulaciones

La glucosamina no es más que un azúcar que facilita la síntesis de otros azúcares y sustancias naturales como las grasas y las proteínas. El sulfato de glucosamina es sólo una de las formas de glucosamina; son igualmente conocidos el clorhidrato de glucosamina y la N-acetilglucosamina.

Su función principal en el organismo es mantener intacto el cartílago de las articulaciones y proteger los extremos de los huesos de la fricción

Por ello, el sulfato de glucosamina ayuda a preservar las articulaciones a pesar de la disminución natural de la capa de cartílago que se produce en la vejez, sobre todo en el caso de los enfermos de artrosis o artritis.

Entre otras cosas, el sulfato de glucosamina también es un componente del sulfato de queratina y del ácido hialurónico que se encuentran en el cartílago articular y en el líquido sinovial, el líquido que lubrica las superficies articulares para protegerlas.

Cuando se incluye este compuesto en suplementos naturales, se hace principalmente para mejorar la función de las articulaciones o para intentar aliviar el dolor causado por la artritis o la artrosis.

La glucosamina se extrae de los tejidos que forman el caparazón de crustáceos como las gambas, las langostas y los cangrejos, y está contenida en el suplemento Arthro Forte de SanaExpert. Te contamos más sobre este suplemento a continuación.

Arthro Forte, el complemento alimenticio para el apoyo de tus articulaciones y huesos

arthro-forte-sanaexpert-españa-cuidado-articular-edad-deporte-vida-sedentaria

Arthro Forte es el suplemento natural de SanaExpert diseñado específicamente para apoyar los huesos y las articulaciones. Sus ingredientes incluyen sulfato de glucosamina en una cantidad de 1000 mg, complementado con 200 mg de sulfato de condroitina.

El condroitín sulfato es un polisacárido de cadena larga que se encuentra principalmente en el cartílago articular, al que confiere una gran resistencia.

Como complemento del sulfato de glucosamina, el condroitín sulfato también favorece y mejora la elasticidad del cartílago, reduciendo los estados inflamatorios.

Otros ingredientes son el metilsulfonilmetano (MSM) y la vitamina C, complementados por el extracto de boswellia, la resina de una planta conocida por sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, esencial para combatir la artritis, la artrosis y el dolor muscular.

Arthro Forte se dirige especialmente a quienes realizan actividades físicas y desean proteger sus huesos y articulaciones de las lesiones, pero también a quienes llevan una vida más sedentaria y desean cuidar sus articulaciones.

Nuestro suplemento natural, combinado con una dieta sana y un estilo de vida equilibrado, puede ayudar a resolver las molestias articulares y las lesiones más graves, y también acompaña a las personas mayores y más sedentarias en su vida diaria.

Osteo Forte, tu dosis diaria de calcio para tus huesos

Hasta ahora, nos hemos centrado principalmente en las características de Arthro Forte para proteger y apoyar tus articulaciones. Nuestro suplemento también es adecuado para mejorar la salud ósea, pero para este aspecto hemos desarrollado un producto específico llamado Osteo Forte.

SanaExpert Osteo Forte te permite apoyar tu salud ósea con calcio, vitamina D3 y vitamina K2.

En concreto, nuestro suplemento natural contiene citrato de calcio, gluconato de zinc, citrato de manganeso, tetraborato de sodio decaído, vitamina D3 (también conocida como colecalciferol) y vitamina K2

En particular, el calcio es una fuente de nutrición indispensable para el mantenimiento de los huesos. Por tanto, nuestro suplemento natural aporta unos 300 mg de calcio en cada ración diaria y vitamina D3 para una mejor absorción del calcio.

La cantidad de calcio que contiene cada porción de Osteo Forte representa ya el 38% de la ingesta diaria recomendada y, junto con el zinc y el magnesio, es esencial para mantener unos huesos y dientes fuertes.

Osteo Forte y Arthro Forte pueden combinarse para obtener el máximo beneficio para tus huesos y articulaciones. ¡Los encontrarás juntos en el pack Huesos Fuertes!

Cómo apoyar tus huesos y articulaciones en el día a día

Para preservar la función articular, lo mejor es realizar una actividad física moderada, preferiblemente dos o tres veces por semana, cuidando tanto los miembros superiores como los inferiores.

Está claro que el deporte debe adaptarse a la salud física y a la edad de cada uno: incluso un pequeño paseo a pie o en bicicleta puede ser el punto de partida de una actividad física regular.

Además de fortalecer las articulaciones y hacer que nuestro organismo vuelva a moverse, la actividad deportiva nos ayudará a mantener un peso saludable, para preservar nuestras articulaciones a lo largo del tiempo, aliviándolas de la tensión a la que pueden estar sometidas.

Hablando de dieta, los alimentos ricos en omega-3 también pueden servir: te sugerimos que incorpores a tu dieta pescados de agua fría como el salmón y la caballa, junto con alimentos ricos en azufre y magnesio, como la col, el brócoli, los espárragos, las cebollas y las legumbres.

Para mantener unos huesos sanos, hay que centrarse en la vitamina D y el calcio, cuya fuente principal son los productos lácteos. Otras opciones son las verduras de hoja verde, como el mencionado brócoli y la col.

Por último, no olvides la importancia de mantener una hidratación constante durante todo el año: el agua lubrica las articulaciones y contrarresta la osteoporosis gracias a su generoso aporte de minerales. 

sanaexpert-españa-pack-huesos-fuertes-articulaciones-arthro-osteo