¿Es normal que disminuya el deseo sexual durante el embarazo?

Si estás embarazada y te preocupa la respuesta a esta pregunta, tranquila, no estás sola. Para muchas mujeres, la gestación es una etapa de bajo deseo sexual. Niveles de energía bajos, un reajuste de hormonas y la adaptación psicológica propia de esta etapa forman un cóctel explosivo.

Puede que te hayas sorprendido a ti misma pensando “el sexo es lo último que me preocupa ahora mismo”. Y esto es completamente normal.

¿Quieres saber los motivos?

Lo primero, calma. Seguro que has escuchado muchas veces esta respuesta, pero te lo queremos decir de nuevo: cada cuerpo es un mundo. 

Ponte cómoda, prepárate un chocolate caliente y sigue leyendo, porque te contamos toda la verdad sobre el deseo sexual durante el embarazo, y las claves que se esconden detrás de tu falta de apetito.

La mujer embarazada y el sexo

Cada mujer vive el embarazo de forma diferente. Quizá lleves semanas queriendo dormirte en cualquier rincón o, por el contrario, te sientas con más energía y vitalidad que nunca. O puede que te sientas completamente normal y que tu vida sexual sea más o menos como siempre.

Tanto si te sientes diferente como si no, es importante que veas esta etapa como lo que es: un periodo de adaptación física y psicológica muy importante que te prepara para la llegada de tu bebé y para tu nueva vida de mamá.

Como sabes, el deseo sexual que sientes en cada momento está íntimamente ligado a tu cuerpo: sus hormonas, su circulación, su estado de ánimo... y un largo etcétera. Todos estos factores se ven agitados de una forma o de otra por la misión número uno de tu organismo durante estos meses. Al fin y al cabo, ¿te imaginas lo que supone dar forma a una nueva vida?

Dicho esto, tenemos buenas noticias.

No todas las etapas del embarazo son iguales en cuanto a actividad sexual. De hecho, es posible que experimentes algunos de tus orgasmos más intensos estando embarazada. 

¿Cómo cambia la libido en cada trimestre del embarazo?

Te desvelamos las claves de tu apetito sexual durante cada etapa del embarazo.

pareja-deseo-sexual

Primer trimestre: la revolución de hormonas

Prepararse para cuidar a un bebé y hacer que crezca sano y fuerte durante 9 meses no es ninguna tontería. Tu cuerpo se toma la misión muy en serio y en el primer trimestre se pone manos a la obra, movilizando todas las hormonas que necesita para que todo salga bien. Eso para ti puede suponer náuseas y mareos, tener más sueño de lo habitual y sentirte cansada con poca actividad. Lo lógico si tienes este tipo de síntomas es que quieras meterte en la cama y descansar, así que puede que el sexo no sea prioritario para ti en esta etapa.

Respira hondo y quítate un peso de encima porque todo esto es normal y, además, no es para siempre. Una vez tu cuerpo se reajuste te sentirás más tú y buscarás intimidad con tu pareja de forma natural.

Segundo trimestre: intimidad al 100%

Aunque tu caso puede ser diferente, muchas mujeres embarazadas notan que recuperan el deseo sexual en esta segunda etapa. 

¿Por qué? Hay varios motivos.

En primer lugar, el flujo sanguíneo hacia tus genitales incrementa en esta etapa, aumentando la irrigación, lo que afecta a la libido de forma directa. Además, una vez pasada la sorpresa inicial, en esta etapa puede que te sientas más cómoda y asentada en tu nueva condición de embarazada, algo que favorece también la regulación de tus hormonas en estos momentos.

Aprovecha y acércate a tu pareja. Buscad juntos estos momentos de erotismo porque te aseguramos que lo vas a disfrutar al máximo: muchas futuras mamás experimentan el orgasmo más fuerte de su vida estando embarazadas.

¿Te lo vas a perder?

Tercer trimestre: cuestión de peso

Estás en los últimos meses de tu embarazo y parece que el deseo del segundo trimestre ha desaparecido. ¿Te suena? No eres la única.

A medida que tu bebé crece, es posible que el propio peso haga que experimentes ciertas molestias, o que te canses más rápido de lo habitual. En estos casos, muchas mujeres notan que su deseo sexual baja, algo que es más común hacia el final del embarazo. 

Algunas veces es por una cuestión práctica: no encuentras una postura cómoda para hacer el amor estando embarazada. En estos casos, te recomendamos que hables con tu pareja y busquéis juntos la mejor forma de seguir disfrutando de momentos íntimos: el sexo oral, las caricias mutuas o la masturbación pueden ser buenas alternativas en esta etapa.

También intervienen factores psicológicos y emocionales. Al fin y al cabo, te estás preparando para un cambio enorme y seguro que en estos momentos tu lista de cosas que comprar, consultar y organizar es interminable. 

Por no hablar del parto, algo que preocupa a muchas futuras mamás.

Factores emocionales: embarazo, estrés y autoestima

No podemos negarlo, el embarazo puede ser también un momento estresante. 

Se habla mucho más de la ilusión de ser mamá que del impacto emocional que supone el embarazo para muchas mujeres. La realidad es que esta no siempre es una etapa de inmensa felicidad, y puede que experimentes dudas, preocupación e incluso ansiedad.

No tengas miedo de hablar abiertamente de cómo te sientes con las personas que quieres. Tu pareja, tus amigos y tu familia seguro que pueden ayudarte más de lo que piensas. 

Hablar con otras mamás puede ser también muy reconfortante: busca a mujeres que compartan tu forma de ser y de ver la vida. Hay muchas formas de llevar un embarazo, no te compares con nadie y aprovecha esta oportunidad para conectar en femenino. 

Además del estrés, algo íntimamente relacionado con tu actividad sexual es tu autoestima. 

Verte con un pelo más brillante, más volumen en el pecho y el orgullo de saber que vas a ser mamá puede que te haga sentir sexy y segura de tí misma ¡y no nos extraña! Pero si tu caso es diferente, te sientes pesada y llevas semanas en chándal porque pensar en arreglarte te da dolor de cabeza, tranquila. 

Si te sientes así y quieres darle la vuelta a tu estado de ánimo, a continuación te contamos unos trucos de autocuidado infalibles para encontrarte mejor en tu piel y reavivar tus relaciones íntimas.

Estoy embarazada ¿puedo hacer algo para aumentar mi deseo sexual?

Antes de buscar formas de recuperar el erotismo con tu pareja, hay algo muy importante que debes hacer: céntrate en ti. Invierte en aquello que te haga sentir bien y, sobre todo, escucha a tu cuerpo. No hagas nada que no te apetezca, respeta tus ritmos y ve poco a poco.

Puedes probar alguna de estas ideas:

Muévete con calma.

Salvo que tu equipo de profesionales sanitarios te haya recomendado reposo absoluto, intenta mantenerte ligeramente activa. Sal a dar un paseo por una zona tranquila donde puedas conectar con la naturaleza y relajarte. No hacer esfuerzos no significa quedarte en el sofá todo el día y, aunque no te lo creas, gastar un poco de energía puede hacer que te sientas mejor.

Haz en casa una sesión de autocuidado.

Esto es únicamente para ti. Enciende tu vela preferida, pon un poco de música y cuelga un cartel en el baño que diga “no molestar”. Resérvate dos o tres horas para usar esos productos que te chiflan y nunca tienes tiempo de disfrutar: hazte una exfoliación, usa tu mascarilla, ese sérum tan maravilloso o tu gua sha.

mujer-embarazada-autocuidado

Rodéate de personas que te hagan sentir bien.

Llama a esa amiga que te carga las pilas y a la que hace tiempo que no ves. Ofrécele un plan de chicas que te ilusione y ponte tus mejores galas. ¡A disfrutar!

mujer-embarazo-deseo

Comunícate con tu pareja y con tu entorno

Intenta verbalizar cómo te sientes con tus personas de confianza. Habla con tu pareja sobre el estado de tu autoestima. Pide lo que necesites. Si te preocupa vuestra vida sexual, házselo saber y buscad formas de trabajarlo en pareja. El deseo es cosa de dos.

Esperamos haber resuelto todas tus dudas sobre el deseo sexual durante el embarazo. Recuerda siempre que cada persona es única y que escuchar a tu cuerpo es lo más importante y la mejor guía.

En SanaExpert llevamos años acompañando a mujeres embarazadas de todo el mundo durante esta etapa. Queremos ayudarte a sentirte bien y resolver todas tus dudas. 

Suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas ninguna de nuestras sesiones con expertos, entrevistas y promociones exclusivas en todos nuestros productos.

 No quiero perderme nada, ¡me apunto!

Previous post
Next post

0 comment. Write a comment

Empty content. Please select category to preview