Cómo aumentar tu autoestima si estás embarazada

La autoestima de la mujer embarazada puede parecer una montaña rusa desde el momento de la concepción hasta la etapa de la lactancia.

Como te comentábamos en nuestro artículo reciente sobre salud mental y maternidad, se estima que el 30% de las mujeres no reciben a su bebé con alegría. Esto, sumado a la revolución de hormonas típica del embarazo y a los cambios que se producen en tu cuerpo durante la gestación, hacen que tu percepción de ti misma como mujer y como madre pueda tambalearse.

En este artículo analizamos las diferentes causas de una baja autoestima durante el embarazo (y más allá del parto) y te damos algunas claves para cambiar tu percepción de ti misma.

Los cambios en tu cuerpo durante el embarazo

No te vamos a engañar, la lista de cambios que tu cuerpo experimenta durante el embarazo no resulta muy alentadora.

La transformación que experimenta el cuerpo de una mujer para albergar un bebé es fascinante, y desde aquí te animamos, antes de seguir leyendo, a tomarte un momento para apreciar esto. 

Pero mientras tu cuerpo pone en marcha este complejo mecanismo que funciona con la precisión de un reloj suizo, los síntomas que tú como mujer notas en tu cuerpo pueden no ser tan deseables. 

Veamos algunos de ellos en cada etapa del embarazo.

Primer trimestre de embarazo

Aunque depende del caso individual, el primer trimestre suele ser complicado debido a la aparición de algunos de estos síntomas:

  • Pecho sensible

  • Falta de energía, te fatigas con facilidad

  • Ganas frecuentes de orinar

  • Náuseas

  • Problemas digestivos, como estreñimiento y acidez

  • Aparición de manchas en la cara

En general se trata de síntomas que sólo tú percibes y por tanto en esta etapa es improbable que notes que tu autoestima física se vea afectada.

Sin embargo, esa sensación de cansancio, la hinchazón abdominal y el resto de síntomas mencionados pueden hacer que te sientas baja de ánimo.

Segundo trimestre de embarazo

El segundo trimestre suele ser la ‘luna de miel’ de las embarazadas en cuanto a su autoestima y percepción de sí mismas.

Si te sientes orgullosa de estar creando vida y tu amor por ti misma está por las nubes ¡no nos sorprende!

Sin embargo, en esta etapa pueden aparecer también algunos síntomas incómodos que algunas mujeres experimentan con inseguridad.

Por ejemplo, es frecuente aumentar de peso en esta etapa (más allá del peso propio del bebé), notar la aparición de varices y arañas vasculares o sufrir de dolor de espalda debido al cambio en la distribución de peso al que está acostumbrado tu cuerpo.

¿Todavía no estás suscrita a nuestra newsletter? Suscríbete ahora y no te pierdas ninguno de los trucos, tips y consejos que compartimos con nuestra comunidad.

Tercer trimestre de embarazo

Por motivos evidentes este será el mes más exigente a nivel físico del embarazo.

A partir del séptimo mes, el hormigueo e hinchazón en las extremidades (sobre todo en las piernas) es frecuente, la fatiga aumenta y podrás notar una sensación de falta de aire. 

Además, tus emociones en este trimestre pueden ser muy cambiantes, y esto sin duda afectará a tu autoestima y a tu percepción de ti misma.

La autoestima materna

Tu autoestima durante el embarazo sin embargo no solo está relacionada con la percepción de tu cuerpo y esa sensación de notarte pesada e hinchada.

Esta sensación de confianza y amor propio (o de falta de ambos) está muy relacionada con cómo percibes tu rol como mamá.

Hace unas semanas te comentábamos que durante el embarazo, la mujer debe construir una nueva identidad desde cero. Esta nueva identidad de madre se crea con las herramientas que cada mujer tiene, en base a su propia vivencia de la maternidad y a lo que ha conocido en su vida.

Todo esto afecta a tu percepción de ti misma en varios aspectos que analizamos a continuación, y que condicionan tu autoestima durante el embarazo.

Bebé real y bebé imaginado

La reconciliación de tu idea de cómo será tu bebé en tu imaginación con tu bebé real no sucede de forma automática.

Y durante este proceso se produce una aceptación por parte de la madre de esta realidad frente a su fantasía o al bebé que había imaginado.

Esta aceptación es fundamental para la creación del vínculo con el bebé y para fortalecer tu confianza en ti misma como mamá.

Confianza en tus capacidades

Este es uno de los factores más fuertemente relacionado con tu autoestima como madre.

¿Te crees capaz y hábil en la tarea de cuidar de tu bebé? La respuesta a esta pregunta dependerá de tu confianza en tus capacidades en general.

Si eres una mujer insegura, puede que esto se refleje en tu autoestima en este sentido.

El embarazo y tus emociones

¿Cómo recibiste la noticia del embarazo?

Aunque tus emociones evolucionarán a lo largo de las distintas etapas de la gestación, es normal que experimentes sentimientos de angustia, miedo o estrés, sobre todo si la llegada del bebé no era esperada.

Esto puede influir también en tu autoestima materna, al no sentirte preparada para la llegada del bebé.

¿Estás embarazada? Fortalece tu autoestima con estos trucos

Sea cual sea el motivo, es importante que sepas dos cosas antes de empezar a trabajar en tu autoestima:

  1. Tienes el poder de actuar de forma activa en cómo te percibes y en tu grado de confianza en ti misma. Esta idea puede ayudarte a sentirte en control de la situación y a vivirla con cierto optimismo
  2. Es normal que te sientas así. Como hemos visto, el cóctel de hormonas, tu nueva identidad de madre y los cambios en tu cuerpo son una combinación potente y es normal que te sientas insegura en algunos momentos

Dicho esto queremos dejarte unos cuantos consejos y trucos que puedes poner en práctica hoy mismo para aumentar tu autoestima durante el embarazo:

  • Confía en tus genes: hay mucha sabiduría integrada en nuestra genética que nos prepara para ser madres. Confía en ella y ten paciencia, cada día con tu bebé será un aprendizaje

  • Para fortalecer tu vínculo con el bebé desde el embarazo, intenta siempre que puedas (sobre todo al acudir a tus citas médicas) escuchar sus latidos o ver su carita

  • Crea tu propia comunidad de madres. No tienes por qué experimentar todos estos cambios que se producen durante el embarazo tú sola. Rodéate de otras mujeres que estén en la misma situación que tú, compartid vuestros sentimientos y aprovechad para reiros de vosotras mismas.

  • Mima tu aspecto. Sabemos que muchas veces, en especial durante el tercer trimestre, lo último que te apetece es arreglarte. Pero el simple hecho de cambiar el chándal por una falda, lavarte el pelo o pintarte los labios puede tener un gran impacto en la forma en la que te ves a ti misma

  • Disfruta del sexo durante el embarazo: el sexo es maravilloso, te conecta con tu pareja y además es un ejercicio perfecto durante el embarazo. Si tienes dudas, en este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre sexo y embarazo

  • Practica deporte: siempre siguiendo los consejos de tu médico y adecuado a tu caso, pero intenta mantenerte activa ya que esto hará que aumente tu autoestima durante el embarazo

  • Habla de cómo te sientes: con tu pareja, tu familia y amigas, intenta ser honesta y expresar cómo te sientes. El simple hecho de poner en palabras aquello por lo que estás pasando puede ayudarte a relativizar y a vivirlo con optimismo