Nutricosmética: nutre tu belleza

 

Nuestra línea de Belleza

Entre las civilizaciones más antiguas, los egipcios representan el ejemplo que más se acerca a los tiempos modernos en lo que respecta al culto a la belleza. A las mujeres en particular, siempre les ha gustado buscar en la naturaleza ingredientes que puedan preparar y aplicar en su rostro para ser más atractivas, diferentes y bellas.

Por lo tanto, podemos afirmar, sin lugar a dudas, que todo el mundo de la cosmética actual y sus nuevas fórmulas en el mercado tienen orígenes muy antiguos.

Dentro de esta industria nos vamos a centrar en una área específica: la nutricosmética. Este término, aún poco conocido, se refiere a un pensamiento de belleza que siempre ha existido.  ¡Vamos a descubrirlo!

 

QUÉ ES LA NUTRICOSMÉTICA Y CÓMO FUNCIONA

Seguro que alguna vez has escuchado a alguien decir "somos lo que comemos". Con estas palabras, allá por el siglo XVII, Feuerbach trataba de explicarnos que nuestra mesa es el primer lugar donde podemos empezar a construir nuestra salud. Y aquí se explica pronto la diferencia entre cuándo nos alimentamos y cuándo nos nutrimos: en el primer caso tenemos que mantenernos, en el segundo tenemos que construirnos.

Así es, nutrir es el acto que nos permite elegir cuidadosamente los componentes que construirán nuestra salud y, consecuentemente, nuestra belleza.

Es posible que en alguna ocasión, especialmente durante tu infancia, hayas oido: "come zanahorias para tener unos ojos bonitos". La realidad es que había que comer zanahorias porque contienen betacaroteno y vitamina C, que desempeñan una función antioxidante y preservan la salud de los ojos. Pero entonces, ¿por qué nos dijeron que nos darían unos ojos bonitos, nuestras abuelas querían engañarnos? ¿O es que la belleza y la salud no están tan alejadas?

El término cosmética engloba todas aquellas actividades, técnicas, estudios y arte relacionados con lo que mejora nuestra apariencia estética, lo agradable a primera vista, de un rostro o un cuerpo. La propia palabra deriva del griego y significa precisamente embellecer.  En el término nutricosmética, se unen perfectamente los significados de "nutrir" y "cosmética" para dejar ver que dentro de nosotros ya hay una belleza que alimentar.  

La alimentación y la belleza son, por tanto, la clave de la nutricosmética, que siempre ha existido pero que se ha profundizado recientemente.

Para nosotros, en SanaExpert, la idea de la belleza siempre ha estado estrechamente relacionada con el bienestar: no es casualidad que si nuestro organismo interno está en perfecto estado de salud, nuestra piel y nuestro cabello en particular estén más sanos, más brillantes y fundamentalmente más bellos.

La piel y el cabello son, de hecho, las dos áreas de intervención de la nutricosmética porque están estrechamente relacionadas con lo que comemos y con cómo nutrimos esta forma de belleza.

Todos daríamos oro para tener una piel bonita y luminosa y un cabello fuerte y grueso. Desde hace tiempo existen remedios cosméticos que contrastan los efectos del tiempo y del estrés oxidativo, pero son productos que se aplican externamente.

La nutricosmética actúa desde el interior. ¿Cómo? Mediante la suplementación dietética, podemos introducir en nuestro organismo ingredientes funcionales que nutren nuestra piel, cabello y uñas desde el interior. 

De hecho, la misión de la nutricosmética es mejorar nuestro aspecto exterior empezando por el interior, ya que nuestra belleza natural ya reside en nuestro interior, pero para que sea visible desde el exterior es necesario nutrirla de la forma adecuada.

La nutricosmética no sustituye la labor de la cosmética externa, pero puede ayudarnos a sentirnos y vernos más guapos y luminosos, aunque sea de forma totalmente natural, y puede ser una ayuda fundamental para combatir ciertas patologías de la piel como la dermatitis o las infecciones de difícil tratamiento externo.

Recuperar nuestro bienestar es el primer paso para sentirnos bellos por dentro y por fuera. Al estudiar nuestras fórmulas hemos optado por incluir en nuestros productos solo ingredientes 100% naturales para mantener la auténtica belleza tal y como fue creada.

 

NUTRICOSMÉTICOS PARA LA PIEL

Su objetivo es combatir los efectos del envejecimiento y, por tanto, la formación de las primeras líneas de expresión en el rostro. El envejecimiento es fisiológico y no podemos escapar de él, tarde o temprano llegará a la piel de todos nosotros: lo que sí que podemos hacer es prevenir el envejecimiento prematuro y ralentizar su proceso ayudando a nuestra piel a combatir los radicales libres que provocan el estrés oxidativo. Los efectos de este proceso son perjudiciales para las células y los tejidos. Los suplementos nutricosméticos, destinados a combatir los radicales libres, contienen altas dosis de antioxidantes o componentes de los que carece la piel. Todo ello hace que la piel sea más elástica, esté más hidratada, disminuya la profundidad de las arrugas y dé uniformidad tanto al color como a la luminosidad de nuestro rostro.

Además de combatir los radicales libres, el colágeno tiene una importancia fundamental para la belleza y la elasticidad de la piel. Es una proteína estructural formada por largas cadenas de aminoácidos que garantiza a la piel su elasticidad, firmeza y luminosidad. El avance de la edad, la exposición a la luz solar y el estrés oxidativo provocan una reducción y degradación de las fibras de colágeno y, por tanto, la piel pierde tonicidad y elasticidad. La nutricosmética también se ocupa de esto, creando suplementos a base de colágeno para nutrir nuestra piel internamente.

 

PARA EL CABELLO Y LAS UÑAS

En este caso es fundamental integrar vitaminas y minerales como el magnesio, el zinc, el selenio y el hierro. Estas vitaminas se suelen tomar con una dieta mediterránea adecuada, pero puede ocurrir que, por cualquier motivo, nuestro organismo esté en deficiencia y manifeste estas carencias a través de un cabello apagado y con caída o unas uñas muy débiles e irregulares. Entre las vitaminas y antioxidantes son muy importantes la vitamina C, la vitamina E, los flavonoides de la vitamina B5, el ácido fólico y los extractos de plantas. Pero también minerales como el zinc, el selenio. Algunas de estas vitaminas se encuentran en las frutas y verduras frescas, como los cítricos, las bayas, el té verde, el brócoli, las zanahorias y muchas otras.

Así ha pensado la nutricosmética y así hemos pensado en SanaExpert al formular productos para nutrir tu belleza desde dentro.

 

ALIMENTOS PARA LA BELLEZA

La nutricosmética es tan sencilla que podría estar en nuestras mesas todos los días. De hecho, hay ciertos productos, principalmente frutas y verduras, que ayudan a proporcionar a nuestro cuerpo los nutrientes para nuestra belleza. Estos ingredientes se denominan alimentos de belleza y son principalmente frutas y verduras frescas, té verde, cereales de todo tipo, pescado, aceite de oliva, extractos vegetales y, contra todo pronóstico, incluso chocolate negro, esto en virtud de que podemos cuidar nuestro aspecto exterior sin renunciar al sabor de una buena comida. 

Los alimentos de belleza no son milagrosos pero si se acompañan de un estilo de vida sano y equilibrado y una buena hidratación diaria, pueden hacer de los cosméticos un accesorio que podemos olvidar en casa cuando tengamos prisa.

Ahora que sabes más sobre la nutricosmética, prueba los efectos de una alimentación sana para la piel y el cabello y elige el producto más adecuado para tu belleza.

Previous post
Next post

Empty content. Please select category to preview