Lactancia con prótesis mamarias: todo lo que necesitas saber

Si te has sometido a una operación de aumento o reducción de pecho (en el primer caso con implantes) quizá te surjan dudas en relación a su posible impacto durante el periodo de lactancia.

¿Será doloroso para ti? ¿Conseguirá el bebé tener un acceso correcto a la leche que le permita desarrollarse?

En este artículo tratamos de resolver todas tus dudas en base a la evidencia científica disponible, teniendo en cuenta que la lactancia materna es la opción óptima recomendada por médicos y matronas de todo el mundo para la nutrición de tu bebé en sus primeras semanas de vida.

Tengo implantes mamarios ¿puedo dar el pecho a mi bebé?

En líneas generales, la respuesta es sí. Numerosos estudios han confirmado que no existe contraindicación en mujeres con prótesis mamarias de silicona para dar el pecho a su bebé.

En los últimos años las técnicas que se utilizan en la mastopexia han evolucionado mucho y las actuales no modifican el tejido glandular, por lo que es posible para la madre producir leche de forma normal.

¿Todavía no estás suscrita a nuestra newsletter? Suscríbete ahora y no te pierdas ninguno de los trucos, tips y consejos que compartimos con nuestra comunidad.

Colocación del implante y tipo de incisión

En general las prótesis colocadas detrás del músculo del pecho y con cicatriz en la parte inferior de la mama o en la axila no producen apenas alteración en el pezón, por lo que tienen un impacto mínimo en la lactancia materna y son las más recomendadas para mujeres que quieran ser madres en el futuro.

Sin embargo, aquellas insertadas a través de la areola (incisión periareolar) podrían producir pequeñas incisiones en los conductos galactóforos y en la red nerviosa encargada de estimular la producción de leche mediante la segregación de ciertas hormonas (prolactina y oxitocina).

La colocación de los implantes justo debajo de las glándulas mamarias podrían provocar que se ejerciera presión sobre el tejido glandular e impedir un correcto flujo de leche, con lo que se disminuiría la producción. Esto no significa que la lactancia en estos casos esté desaconsejada, pero es posible que la tasa de éxito de una lactancia exclusiva sea menor.

natalis-lactancia-protesis-mamarias-aumento-pecho

Hipoplasia mamaria

La relación entre la hipoplasia mamaria y las dificultades para una lactancia exclusiva a veces se confunde con la presencia de implantes. 

La hipoplasia mamaria es una condición que provoca un crecimiento defectuoso y escasez de tejido mamario en algunas mujeres. Esta condición tiene dos consecuencias:

  • Por un lado, el pecho tiene un tamaño reducido, lo cual puede aumentar la incidencia de operaciones de aumento de pecho en estas mujeres.

  • Por otro, puede provocar dificultades en la producción de leche y con ella, en el éxito de la lactancia exclusiva.

En estos casos es importante resaltar que la dificultad que pueda tener la mujer para dar el pecho está relacionada con la hipoplasia, y no con la presencia de implantes.

Dolor

En estudios recientes se ha comprobado que no existe a priori una mayor tasa de mastitis en mujeres que se hayan sometido a una operación de aumento de pecho con prótesis.

Sin embargo, la contractura capsular puede provocar mayores molestias en mujeres lactantes. Estas contracturas son reacciones inflamatorias exageradas que se producen alrededor de la prótesis y que provocan endurecimiento de los tejidos. 

En caso de presencia de una contractura capsular, aunque la lactancia no está desaconsejada, puede resultar dolorosa para la madre, por lo que convendría evitarla.

Tipo de prótesis

Los implantes mamarios pueden estar fabricados con distintos materiales, entre los que se encuentran la silicona, geles o suero salino.

Estudios recientes han demostrado que la leche materna no se contamina de forma alguna con la presencia de implantes de silicona, gel o solución salina. 

La silicona, de hecho, se usa de forma extensiva y su absorción por vía oral o cutánea es considerada insignificante. En algunos estudios de hecho se ha comprobado que la presencia de silicona es superior en la leche de vaca o de fórmula que en la leche de una mujer con implantes de este material.

En el caso de las prótesis PIP (Poly Implant Prothèse) sí se cree que podrían provocar complicaciones en caso de rotura, por lo que el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría recomienda la retirada de prótesis defectuosas de forma programada.

¿Cuánto debo esperar tras un aumento mamario para dar el pecho a mi bebé?

En primer lugar es importante indicar que está completamente desaconsejado someterse a una operación de aumento o reducción de pecho durante la lactancia materna. Tras la operación, del tipo que sea, el pecho requiere un tiempo de recuperación que haría desaconsejable la lactancia.

Lo ideal es esperar un periodo de mínimo unos 6 meses si acabas de dar a luz (o 6 meses a partir del final de la lactancia en caso de que optes por ella)  y te gustaría someterte a una operación de aumento de pecho, pero este tiempo debe consultarse en todo momento con el profesional sanitario de confianza (tanto el especialista en ginecología como el cirujano estético que lleve a cabo la operación).

Durante el embarazo se producen en el cuerpo de la mujer una serie de cambios hormonales y distensión de los tejidos que podrían impactar la recuperación después de una operación de aumento de pecho. Por ello, si te has sometido a una intervención estética de este tipo, te recomendamos esperar un año para asegurar una recuperación completa y que las prótesis se hayan adaptado totalmente a tu cuerpo.

¿Y si me he sometido a una operación de reducción de pecho?

En estos casos los expertos coinciden en que sí hay probabilidad de que la lactancia materna se vea afectada. 

En estas intervenciones se reducen los tejidos mamarios, interrumpiendo algunos conductos que pueden afectar a la vascularización adecuada y a la sensibilidad del pezón, así como al flujo de leche durante la lactancia.

Si vas a someterte a una operación de reducción de pecho y te gustaría amamantar a tu bebé en el futuro, es importante que hables con tu cirujano para encontrar la técnica que te ofrezca mejores garantías.

Prueba ahora Natalis Lact, el complemento ideal para tu cuerpo durante el periodo de lactancia

Complemento alimenticio para la lactancia

SanaExpert Natalis Lact

>